Inicio » Consejos para ser feliz » Cómo combatir la rutina

Cómo combatir la rutina

combatir la rutina¡Maldita rutina! Es fácil entrar en ella y muy difícil escaparse, pero no hay que tirar la toalla ni dejarse llevar con ella, puesto que puede provocar grandes problemas, como la ruptura de pareja o el desprecio hacia nuestro trabajo.

Aquí tienes algunos consejos muy útiles para combatir la rutina diaria, uno de los enemigos de la sociedad actual:

Combatir la rutina de pareja

La rutina de pareja es uno de los motivos más comunes de muchas rupturas, por lo que, si todavía tienes esperanzas en salvar tu pareja o matrimonio, toma nota de estas buenas ideas:

  • Organiza una escapada sorpresa de fin de semana, o también puedes montar una fiesta temática a tu pareja y darle una sorpresa muy entrañable.
  • ¡Viva la improvisación! Deja ya de pensar que el sábado es el día del cine o el miércoles por la tarde se hace la compra.
  • ¿Probamos una nueva actividad? Ya sea un deporte, un cursillo de cocina o alguna sensación más fuerte, todo lo que sea disfrutar de nuevas experiencias es bueno para la pareja.
  • No puede faltar la originalidad y probar cosas nuevas en el sexo: hacerlo en lugares nuevos, no planear los encuentros sexuales, probar alguna nueva postura, comprar lencería sexy… Todo vale para mejorar la sexualidad de pareja.
  • Respetad el tiempo a solas de cada uno. Es muy importante que cada uno mantenga su intimidad y realice planes con otra gente. La libertad individual es muy importante para la pareja.
  • Otro aspecto muy importante para combatir la rutina de pareja es fomentar, de nuevo, la comunicación. Es normal que por las preocupaciones diarias, el nivel de comunicación de la pareja descienda un poco. Reservad momentos para vosotros solos y poneos al día.

Combatir la rutina laboral

Después de años y años haciendo lo mismo en el trabajo, es normal que te dejes llevar por la rutina del día a día. Descubre qué puedes hacer para evitar la rutina laboral:

  • El espacio de trabajo es esencial: Una mesa marrón con el ordenador y un montón de archivos y papeles no es el lugar más adecuado para combatir la rutina laboral. Un detalle, como una pizarra donde puedas apuntar cosas nuevas cada día, decorarte el espacio con alguna foto o algún muñequito divertido le dan una alegría especial al lugar.
  • Aprovecha las horas de descanso para hacer cosas nuevas. No te quedes dentro de la oficina comiendo de la fiambrera. Queda con amigas, distráete, realiza algún ejercicio… en definitiva, despeja tu mente.
  • Aprovecha para conocer mejor a tus compañeros de trabajo. ¿Qué tal si realizáis una actividad al aire libre un día todos juntos? Seguro que descubres cosas desconocidas de cada uno de ellos.
  • Realiza cursos de formación que puedan hacer que realices tareas diferentes en el trabajo.